top of page
  • Foto del escritorMargarita Charlone

Si liderás la relación, no todo está perdido




Viceversa Relacional - Parte III


A veces tenemos quiebres en nuestras relaciones de trabajo. Aparece un conflicto manifiesto o señales de uno latente. Por ejemplo, sentimos que con esa persona no queremos trabajar más… La evitamos, perdemos la confianza, nos defrauda. No es tan fácil en el trabajo, como en otros ámbitos, poder seleccionar con quién relacionarnos. Lo más probable es que tengamos que seguir cooperando en esa relación. Y lo que nos sale de manera automática, como respuesta, es quejarnos, criticar, acusar, ironizar, de forma más o menos estridente. Si la otra persona entra en la misma lógica, ambas partes retroalimentan la situación, operando el Viceversa Relacional Negativo, del que hablábamos en el posteo anterior. Cada parte seguro tenga argumentos para justifcar su posición, desembocando en una que se relación se enfría… Generando un caldo de cultivo para nuevos conflictos.


¿Has vivido esto? Seguramente que sí. Porque es fácil caer en esa influencia mutua, salvo que alguna de las partes la lidere. Esa influencia que llamamos Viceversa Relacional paradójicamente representa nuestro mayor peligro y recurso a la vez.


Es un peligro cuando la influencia que recibimos tiene efecto negativo; es decir nos altera, nos enoja, nos decepciona, y nos hace entrar en una especie de revancha hacia el sujeto que la produjo. Pero, también, esa capacidad de influencia es un recurso, cuando, al igual que en el arte marcial Aikido, a pesar de haber recibido el ataque, devolvemos energía positiva para liderar en la relación y poder encaminar de la mejor manera los resultados para ambos. En este arte marcial el practicante no busca la humillación ni la derrota del otro, sino la forja autónoma del carácter propio y de su nobleza. Esa es la verdadera victoria. Cuando uno forja su carácter y su nobleza, el otro la percibe y la devuelve, habilitando el diálogo o un diálogo más efectivo.


Imagínate el potencial que tendría esto para tu desempeño laboral, y para tu vida en general, si en cada quiebre lograras fortalecer tu carácter (conectarte con una versión tuya superior, la persona que aspirás a ser) y fortalecer las relaciones en vez de debilitarlas. Así que no. No toda está perdido, si liderás la relación.


¿Cómo liderar frente al Viceversa Relacional Negativo?


1. Escuchá tu comunicación interna. Esta es una poderosa fuente de energía porque es la matriz para tus emociones y tus acciones. Si tu comunicación interna es tóxica, entraste en el Viceversa Relacional Negativo. ¿Qué repetís internamente? ¿Qué historias te contás con respecto a lo sucedido? ¿Cómo te percibís en esa historia? Pasá tus ideas por 3 filtros:

a. Información: ¿tenés toda la información o hay partes que suponés?

b. Inocencia: ¿sos 100% “inocente” o contribuiste de alguna manera a esa situación?

Aunque sea un 2%.

c. Impacto: ¿qué impacto, peor o mayor, tiene para ti no solucionar esa situación?


2. Cuando te hayas escuchado a ti mismo, estarás en condiciones de liderar la relación.

a. Buscá un foco común: enfocate en aquello que le sirve a ambas partes y que querés

conseguir. Un objetivo superior, que debe ser beneficioso para ambos. Una vez

identificado, buscá no apartarte de él en la conversación. Para ello, esforzate en ver el

tema desde la perspectiva el otro: ¿qué necesita?, ¿qué es importante para la otra

parte? ¿Qué es importante para ambos? Siempre hay valores superiores en los que

encontrarnos: cooperar más, unir talentos, compartir recursos para ser más efectivos,

etc.

b. Durante conversación, desactiva las toxinas del Viceversa Relacional Negativo:

  • No culpes o acuses porque trae más conflicto. Separa la crítica del reclamo. La crítica va a la persona y es altamente tóxica; el reclamo va al asunto y busca restaurar. Expresa tu disconformidad emitiendo el reclamo (si hubo una promesa no cumplida, por ejemplo) y hacé un pedido explícito para el fututo. Cerciorate de que el otro lo entienda y lo acepte. Si ponés condiciones, o la contraparte te hace un nuevo pedido, abrite a negociar porque forma parte del ganar-ganar.

  • No te pongas a la defensiva: si alguien te acusa, ponerse a la defensiva traerá más conflicto y te hará entrar en un espiral de acusaciones recíprocas. Buscá entender el trasfondo y aceptar lo que sea necesario, reconociendo la parte que te corresponde del planteo. Si, por ejemplo, faltaste a un compromiso, asumí la parte del problema que sea tuya; admití tu responsabilidad, porque hacerlo es justo. Si no hubo un compromiso de tu parte, pero el otro asumió que sí, explicale que no sabías que eso era importante para él/ella. Preguntale qué espera a futuro, de modo que se formule un pedido. Frente a ello, negociá, aceptá o decliná.

  • No uses la ironía, es de lo más destructivo en las relaciones. Si la relación está desde hace tiempo en conflicto y reina en ella la ironía, aunque sea sutíl, como bromas, apodos, risas irónicas o gestos, evitá usarla como forma de manifestar lo que estás necesitando. Pedilo directamente y con respeto. Animate a ser franco enfocandote en hechos, no en acusaciones. La ironía aparece cuando te pones en un lugar de superioridad. Aplicá el reconocimiento hacia el otro y la apreciación.

  • No te amuralles, esto enfría y aleja las relaciones. Si hablás poco con esa persona, desde que se produjo el conflicto, seguramente la otra persona también lo haga. Hay alejamiento mutuo. Entendé por qué no abordás explícitamente el tema que te alejó. ¿Tenés miedo a que haya más conflicto? Si es así, ¿ese miedo es real? ¿Es supuesto? ¿O es simplemente orgullo? ¿Qué costo tiene no hacerlo?

Es mágico cuando empezamos a practicar el Viceversa Relacional Positivo, porque abre miles de posibilidades. Pero alcanzar cierta conciencia sobre esto y empezar a desarrollar nuevas formas de respuesta no es instantáneo, requiere un proceso de desarrollo personal, carácter y práctica. De esto vamos ha hablar en el próximo post.

.

.

.


¿Querés trabajar en ti o en tu equipo?

Agendá sin compromiso una reunión para orientarte en lo que estés necesitando.


✅ Te presentamos una propuesta inicial, personalizada.

✅ Si decidís avanzar, te acompañamos en su aplicación.

✅ Realizamos un informe de cierre con recomendaciones para poder sostener el cambio y provocar otros. contacto@coachingdeltalento.com





59 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


bottom of page